Migración: EEUU, un crisol de culturas
http://www.mequieroir.com/

Hacia algún nuevo destino
    La gente cambia de hogar en todo el mundo. Millones de personas se mueven en los puertos y aeropuertos, en las estaciones de tren, a través de fronteras vigiladas o no, y miles de ellas van en camino hacia algún nuevo destino al cual llamarán "hogar", tal vez por siempre. Estos desplazamientos de personas están cambiando el tejido social de una gran cantidad de naciones.
     La migración humana se puede definir como el tránsito permanente de personas de un hogar a otro; en un sentido más amplio, no obstante, la migración se refiere a todas las maneras con que los ciudadanos de cualquier nación satisfacen la siempre existente necesidad de cambiar de lugar de residencia.
Esa necesidad es, a la vez, un derecho inalienable garantizado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 13: "toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país".


¿Qué motiva la migración?
     Los demógrafos señalan la interacción de dos fuerzas: el señuelo de un sitio distante -la esperanza del empleo, por ejemplo- y los aspectos adversos en el lugar de origen: situaciones económicas y políticas inestables y hasta devastaciones o epidemias.
    Una explicación simple de la migración es que cierto lugar atrae a una persona por la posibilidad de obtener mejores condiciones laborales, la libertad, la tierra o la paz, mientras que el lugar donde vive la expulsa por los bajos ingresos, la represión, la pobreza o situaciones políticas extremas.
   Generalmente la decisión de dejar el país de origen es muy compleja y se basa en la historia individual de cada persona, sus creencias, su familia; las relaciones anteriores de su país con otras naciones; y toda la red internacional de rutas y patrones de migración existentes.

¿Por qué Estados Unidos?
     Los Estados Unidos de América se ha ganado el título de "Tierra de oportunidades", debido a su compromiso con la libre empresa, su autonomía de gobierno y su respeto a las libertades y responsabilidades personales.
    Es uno de los países clásicos de inmigración en el mundo. Tiene una larga tradición recibiendo a extranjeros lo cual ha creado la sociedad más multicultural y diversa del planeta, donde se entremezclan diversos tipos de razas, tradiciones y culturas.
    Actualmente, es considerada la nación más poderosa del mundo, con un sistema político maduro y eficiente, una economía sólida y creciente, bajas tasas de desempleo e inflación y constantes avances en materia tecnológica.
    Su economía está fuertemente sustentada en enormes extensiones de áreas fértiles dedicadas a la agricultura, los cultivos, el petróleo, carbón y otros minerales. Además, sus industrias destacan por su alta productividad, innovación y tecnología.
    Estados Unidos de América se convirtió en la primera democracia moderna luego de su ruptura con Gran Bretaña en 1776 y con la adopción de su propia constitución en 1789. Luego de una cruenta guerra civil (1861-1865), logró la abolición de la esclavitud, el reconocimiento y la adopción en su constitución de la igualdad, libertad y derechos individuales para todos sus habitantes.
    En el año 2003, subió a ocupar la posición número 7 en la clasificación que realiza la Organización de Naciones Unidas, como uno de los mejores lugar del mundo para vivir.


Estados Unidos, nación de inmigrantes
     Históricamente, Estados Unidos de América fue considerada una extensión de Inglaterra. Muchos países de Europa trataron de apoderarse de este vasto territorio, sin embargo, para mediados del siglo XVIII, Inglaterra había ganado el control sobre toda la parte este del país, poblando rápidamente las áreas de la Costa Atlántica.
    Sin embargo, pronto empezaron los vientos de revolución y Estados Unidos luchó por su separación del Imperio Británico, declarando su independencia el 4 de julio de 1776.
    Durante los siglos XIX y XX, Estados Unidos recibió un sinnúmero de inmigrantes provenientes de todas partes del mundo, quienes en su mayoría conseguían trabajo en las grandes industrias y contribuyeron, de este modo, con la consolidación del poder industrial de esta nación.
    En la actualidad, la población está compuesta por habitantes de múltiples orígenes. Aunque resulta difícil hacer una clasificación de la población por su color de piel, los estadounidenses agrupan con el término "minorías", a todos los ciudadanos que no son de la raza blanca. Sin embargo, en el último censo del año 2000, existían 63 diferentes clasificaciones de raza, donde podía situarse a la población entrevistada. Los grupos más grandes de habitantes son:
· Indios americanos o nativos. Antes de la llegada del "hombre blanco", Estados Unidos era un territorio ocupado por cientos de tribus de indios, que hablaban distintos dialectos. Sin embargo, durante largos períodos, la mayor parte de esta población fue despojada de sus tierras y prácticamente eliminada. En la actualidad, apenas el 1% de la población de Estados Unidos es considerada nativa. Existen 544 tribus con cerca de 1,5 millones de indios. Este porcentaje incluye las llamadas reservas indígenas o "reservations" donde habitan con la protección del Estado, en sus propias tierras y bajo sus leyes. La tribu más grande es la de los Navajos, que viven en los estados de Arizona, Nuevo México y Utah. También destacan las tribu Pueblo, Cheyene, Sioux y Cherokee, entre muchas otras. La población nativa también incluye a los hawaianos, esquimales de Alaska y los indios Innuit.
· Americanos-europeos: de raza blanca, provenientes de países de Europa. Luego del descubrimiento del llamado Nuevo Mundo, comenzaron a llegar los pobladores europeos, encabezados por los habitantes de las islas británicas (ingleses, irlandeses y escoceses). También llegaron inmigrantes de Alemania y Escandinava. A finales del siglo XIX y comienzos del XX, Estados Unidos recibió gran número de inmigrantes del Sur y Este de Europa, incluyendo a italianos, griegos, polacos y judíos de muchos países. A pesar de esta mezcla de europeos, el idioma inglés prevaleció como el de uso mayoritario.
· Americanos-africanos: de raza negra y provenientes principalmente de países del África. Durante los primeros dos siglos de historia estadounidense, pobladores de origen europeo, especialmente de los estados del Sur, llevaron al país enorme número de esclavos de África. En épocas más recientes, el país ha recibido gran cantidad de inmigrantes de la raza negra, provenientes de África, India y Sur América quienes por su fenotipo forman parte de este grupo racial de la población de Estados Unidos.

Lamentablemente, los americanos-africanos han sufrido durante años discriminación, y aunque la tolerancia es mayor, el país no está exento de racismo. Hasta hace pocos años, este grupo era considerado la minoría más importante del país, pero ha sido superada en números de habitantes por la población hispana. Se calcula que uno de cada nueve estadounidenses pertenece a la raza negra, sumando aproximadamente 38,5 millones de personas.
· Hispanos o latinos: grupo muy heterogéneo, proveniente principalmente de países latinoamericanos, que abarcan en su fenotipo todas las razas y que poseen diferentes idiosincrasias. Lamentablemente, el término hispano o latino es muy impreciso ya que lo único que tienen en común es el idioma español, por ejemplo, los norteamericanos incluyen en esta clasificación a los europeos españoles, pero excluyen a los brasileños. Los latinos comienzan a poblar Estados Unidos cuando se integran al país varios estados de México. En los últimos años, cientos de miles de hispanoamericanos se han establecido como inmigrantes, provenientes principalmente de Puerto Rico, Cuba, México, Haití, El Salvador, Colombia y República Dominicana. Este grupo ha penetrado Estados Unidos de manera asombrosa, constituyendo más del 12% de la población total. Según la Oficina Federal de Censos de Estados Unidos, la población de hispanos o latinos ha superado en número a la de afroamericanos, con lo cual la comunidad latina pasa a ser la minoría más grande de Estados Unidos.
Queda demostrado que la población latinoamericana ha crecido en Estados Unidos mucho más rápido que lo pronosticado, convirtiéndose en la primera minoría del país, por impacto demográfico y cultural. El porcentaje de crecimiento de este grupo es de 60% hasta situarse en más de 38,8 millones de personas, número mayor que la población entera de Canadá. Su influencia cultural es tan grande que han formado sus propias comunidades y redes culturales, por ejemplo, muchos medios de comunicación y servicios públicos existen en idioma español, además del inglés. Los estados donde existe la mayor población de latinos son: California, Florida, Illinois, New Jersey, New York, Texas, Arizona, Colorado, Nevada y New Mexico. Sin embargo, su expansión es tan rápida que ya comienzan a asentarse en ciudades más pequeñas de estados como Virginia, Indiana, Wisconsin y Georgia, entre muchos otros.

Estudiosos del fenómeno poblacional de Estados Unidos consideran que los latinos o hispanos ya no pueden ser denominados "minoría." Han pasado a formar una parte grande y activa de la sociedad, cambiando considerablemente la forma como Estados Unidos se percibe a sí misma como nación.
· Americanos-asiáticos: provenientes de países del Oriente, principalmente de China, Japón, India, Pakistán, Vietnam y Filipinas. Constituyen un porcentaje pequeño de la población total de Estados Unidos aunque el número aumenta cada día con la llegada de nuevos inmigrantes.

Ventajas de escoger Estados Unidos
· Es la nación que más inmigrantes recibe en el mundo (tanto legales como ilegales), por ello constituye la primera opción de quien desea emigrar de su país de origen.
· Desde sus orígenes como nación, es un país que ha promovido abiertamente el ingreso de extranjeros.
· Tiene una ubicación geográfica cercana a Latinoamérica, lo cual permite una movilización más accesible y económica entre países, en caso de tener que regresar.
· El idioma español está presente prácticamente en los principales estados del país, en todas las manifestaciones visuales e informativas. Existe un importante número de comunidades de latinoamericanos asentadas que harán más fácil el proceso de integración.
· Es el país que ofrece la mayor flexibilidad económica para inmigrantes recién llegados, con ambición e iniciativa. Aunque conseguir trabajo puede ser difícil, las opciones son infinitas en un mercado muy variable.
· Al tener una extensión de tierra tan vasta, con una opción de 50 diferentes estados, se puede elegir el clima ideal para vivir, acorde con las necesidades de cada quien.
· Ocupa la posición número 7 en la clasificación que realiza la Organización de Naciones Unidas, como uno de los mejores lugar del mundo para vivir.

Desventajas de escoger Estados Unidos
· Es un país superpoblado de inmigrantes y extranjeros, muchos de ellos en condición ilegal, lo cual ha traído cambios en las leyes que han puesto condiciones más estrictas para el ingreso.
· El avance desenfrenado de la tecnología ha creado un mercado laboral discrepante donde quienes ocupan los más bajos puestos de trabajo no logran obtener los beneficios básicos de aumentos de sueldo o seguros médicos, porque carecen de la educación, las competencias o las habilidades profesionales de quienes ocupan los puestos superiores.
· El pago de impuesto es elevado y obligatorio incluso para residentes o trabajadores temporales. Su incumplimiento puede ser motivo de serias penalizaciones para el empleador y de deportación del inmigrante extranjero.
· Los costos de los servicios de salud son sumamente elevados, por lo que es condición imprescindible contar con un seguro médico.